Roar your terrible roars and gnash your terrible teeth and roll your terrible eyes and show your terrible claws! And please don't go I'll eat you up, I love you so.

20120926

We're making monsters




Todos los días siento ganas de matar a alguien. No es que sea una mala persona (pero quizá lo soy), es sólo que no soporto que el mundo esté tan lleno. Soy un arrogante y soy la inocencia. Soy una buena persona me digo cada día frente al espejo, pero en el fondo sé que soy un monstruo, como todos. Es que ¿por qué se empeñan en estar ahí, en tocarme en llamarme, cuando puedo ser feliz con las 10 o 15 personas que he elegido para mí? No entiendo por qué tiene que haber tantos.
             También sé que es estúpido.
            Quisiera un mundo más limpio. Despejado. Hay tantas cosas que no entiendo. Me siento tan perdido. Y entonces pienso que sería reconfortante ser un Buda, una figura superior desprendida de pasiones carnales, un arcoíris, la lluvia del medio día, una nube versátil conducida por el viendo. Hay tantas cosas para ser que nunca seré. Me da tristeza. Pero me siento feliz de ser lo suficientemente yo como para desearlo. Estoy tan putamente satisfecho que me asusta.
          Rujo por las noches y me afilo las garras en espera del siguiente día. Hay tantos días por delante… y me lamo los colmillos.

4 comentarios:

Naiesz dijo...

Agh, pinches los de Combichrist, tan buenos que son, me da hasta coraje... y luego gusto... y luego un placer que uff, jajaja.

En un ensayo de Vargas Llosa, creo que de los que dedica a José María Arguedas, ni recuerdo bien, decía que la gente inteligente por fuerza es mala, tiende a ser lógica, fría y a subordinar los sentimientos a los asuntos intelectuales.

Cada vez lo creo más.

Todos somos monstruos... unos más que otros.

José Ernesto Alonso dijo...

Algo bueno podría salir de Combi y de Die Antwoord, algo así bien monster, y deberían ponerle letras de Vargas Llosa, aunque nunca he sido muy fan de ese señor.

Hoy por ejemplo sentí ganas de matar a los que estaban jugando futbol en el pastito y nos molestaban, ya sé que luego vas a decir que soy un psycho y cosas así, pero yo no soy quien torturaba panditas. Eso sólo prueba que de bebé ya eras un monstrito psicópata y friki... somos malas personas, ¿te das cuenta? quizá es por eso que nos entendemos...

Naiesz dijo...

Tampoco soy fan del señor Vargas Llosa que se prologa solito pero me acordé :P

Ay, no, sí, qué les pasa, nos movimos y luego invadieron nuestra nación ¬¬

Quizá sea eso...

Anónimo dijo...

Lee está mamada: vive bajo un puente con esas quince o diez personas que te importa y en menos de un año terminarás por odiarlas, incluso sin la condicionante del puente. Eso no te hace un monstruo, acaso una persona común con un pensamiento puberto.