Roar your terrible roars and gnash your terrible teeth and roll your terrible eyes and show your terrible claws! And please don't go I'll eat you up, I love you so.

20090628

Envenena el suelo

Me desperté mascullando una palabra que no recuerdo, la repetía una y otra vez como si encontrara algo místico, casi cabalístico en cada uno de sus sonidos (¿será a caso la palabra sonidos?), pero no puedo recordar ninguna de las letras que la entretejían (¿será la palabra tejer?). En todo caso lo único que recuerdo es que la rumiaba como vaca en ayunas. Por alguna razón sentía que había algo bovino en ese vocablo o, mejor dicho, “vacablo”(¿la palabra era establo?); el punto es, pues, que mientras hurgaba en campos semánticos poco ortodoxos la posible combinación de letras que buscaba, junto con este sentimiento vacuno que no desaparece, recordé, por alguna razón, el calentamiento global.


Por algún medio me enteré que hay quien afirma que las vacas son las causantes del efecto invernadero… sí, las pobres vaquitas; pues según la prensa internacional, con sus eructos y flatulencias, son las culpables del 18% de la emisión de gas metano a nivel global. Entonces… moviéndome en esos campos semánticos poco ortodoxos que ya mencioné, comencé a desenredar una madeja de ideas que me llevaron a sentir curiosidad por la reacción que tendrían los grupos ecologistas-ultra-radicales, del tipo green peace, con respecto a dicha aseveración. Después de lo cual recordé la intensa campaña ANTI-calentamiento-global que se ha gestado desde hace unos años en todos los grupos izquierdosos y medios de comunicación baratos…. Y se me ocurrió una idea maravillosa: CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES EL ACTO MÁS EGÓLATRA DEL SER HUMANO.

Y antes de que me crucifiquen déjenme explicar por qué… La Tierra, según los científicos modernos, tiene alrededor de 4500 millones de años; los seres humanos, pensándolos desde la aparición del Australopithecus Afarensis, tienen alrededor de 3.2 millones de años, es decir, prácticamente nada. La Tierra está cubierta casi en su totalidad, el 70%, por agua, de la cual sólo el 2.5% es agua dulce, ¿a dónde quieres llegar? Podrá decir el lector impaciente, con cruz y látigo en mano; pues es muy simple: desde hace 250 mil años el Homo Sapiens gobierna el mundo, y desde entonces la tierra ha sufrido incontables heridas que cada vez la debilitan más, la vuelven vulnerable, desequilibrada, enferma. ¡Pero adivinen qué! Eso no es nada. La tierra ha sufrido incontables catástrofes a lo largo de su longeva vida, dentro de las cuales podemos contar algunas extinciones masivas de las que, sin problema, pudo recuperarse.

¿Y qué si se extinguen las tortugas marinas? ¿Y qué si desperdiciamos el agua? ¿Y qué si tiramos basura? El calentamiento global es irreversible, aún si detuviéramos las producciones industriales mundiales, el desperdicio energético, la acumulación de basura, la quema de combustible, y aún, si nos deshiciéramos de los pobres rumiantes, sería inevitable.

Pero ánimo, no todo está perdido, me dijo alguien por ahí. Nuestro problema como especie es sentirnos superiores al universo, así que atentos: NO VAMOS A TERMINAR CON EL PLANETA, SÓLO VAMOS A HACERLO INHABITABLE PARA NOSOTROS MISMOS.

Así que si de verdad te interesa el planeta:

Envenena el suelo, desperdicia el agua, usa combustible con plomo, repudia los productos biodegradables, fomenta el desequilibrio de los ecosistemas, sólo así salvarás al planeta. Mientras menos inhabitable sea para el ser humano, mayor será su posibilidad de sobrevivir otros 4500 millones de años. Y no temas, no le pasará nada, no importa si se termina el agua dulce, la Naturaleza creará seres que no la necesiten, los mares volverán a tener vida, quizá vida mutante, pero estarán rebosantes de ella.

La tierra sobrevivirá, creará nuevas especies, con el paso del tiempo se restaurará y surgirán nuevos ecosistemas… ¿por qué deseamos impedir el flujo natural de las cosas con artimañas poco honestas como apagar las luces que no necesitamos, o reciclar las aguas grises? Sólo estamos prolongando más la agonía de esté hermoso planeta que muchos pseudo-ecologistas, hipócritamente, dicen amar. Poco a poco irá borrándose la huella humana, que sólo será un mal recuerdo, una pesadilla para el planeta, como una palabra que no se puede recordar después de un mal sueño (quizá la palabra era sueño).


P.S: terminé de escribir eso con unas incontrolables ganas de beber litros y litros de leche, lo peor de todo es que aún no puedo recordar la palabra que busco (tal vez la palabra era palabra), aunque en estos últimos segundos me ha asaltado la impresión de que tal vez no era una palabra, sino alguna especie de murmullo…. o de mugido….

¿qué diría green peace de todo esto?


Muuuuuuuuuuuuuuuuu……



2 comentarios:

Ducel dijo...

Oye, buena entrada. Finalmente no difiero del todo contigo. El humano lucha por su supervivencia, no por la del planeta.
¿Ah... y tú jugabas a ser Shakira? XD

Hate dijo...

Jajajaaa tienes razon concuerdo contigo, haha creo que comienzo a disgustarme con los activistas, pero mas aun, con la humanidad egolatra (me incluyo).
Ya saca Opus 2 no?